10 feb. 2010

El Chándal de Táctel

Mi madre me compró un chándal hace unos años, ya pasados los 80’s. Cuando lo vi dije que no me lo pondría en la vida.





-¿Por qué, hijo mío? Si se ve muy cómodo y calentico. Decía mi desconsolada madre.
- Si antes te los ponías todos los días.


¡¡¡¡¡ PORQUE ES UN CHÁNDAL DE YONQUI !!!.



Yo antes no tenía conciencia y me dejaba llevar por las modas, ahora tampoco tengo conciencia, pero tampoco soy tonto!!


El chándal de táctel, tejido suave, casi espacial, de vivos colores, estuvo de moda entre politoxicómanos, borrachos y padres de familia que hacían barbacoas los domingos, abuelos que paseaban (estos los mantienen) y hombres con mariconera que salían la lavar el coche los fines de semana a los descampaos (Antes no existía esto de la contaminación ni lo de conservar la naturaleza, podías lavar el coche con jabón y unas manqueras que te alquilaban los gitanos en un descampao de la montaña. Tampoco había sequia, porque aquellas mangueras perdían agua por todos los lados).


Con este sencillo gesto, mi madre sin saberlo, me estaba acercando al peligroso mundo del jaco o al maravilloso mundo de los feriantes.

Pero, aunque yo quería olvidar el chándal de táctel, en el fondo yo seguía adorándolo en otras de sus múltiples versiones:

El chándal de Di Stéfano: Azul marino, ajustado, con las 3 rayas de Adidas.



El chándal de Rocky: Con un bolsillo que comunicaba las dos manos y con capucha.



El chándal de la mili: Bien ajustado en los tobillos y apreciado por los amigos del Tunning.


El chándal Sorry-Mama: Con la moda NBA, tallas súper grandes, gorrilla sobrepuesta en la cabeza y camisetas inmensas que parece que no tengan piernas.



Años más tarde sacarían al mercado el modelo "Cuba" de Adidas.


Lo mejor de aquellos modelitos de grandes marcas como TEX, Massana... eran sus colores vivos y fosforitos. Con aquellos chándales era imposible jugar al escondite sin que te localizaran, y si te perdías en el bosque tu madre era capaz de localizarte desde la ventana de tu casa sin moverse, y llamarte con un grito a lo JOSHUAAAAAAA!!!! para que subieras a comerte el bocadillo.


Los chándals de táctel estaban compuestos por 2 partes, la exterior (fosforita) y el forro interior de algodón. Aunque parecía fácil combinar estas dos capas a primera vista, siempre surgía uno de estos problemas:
  1. El forro era tres tallas más pequeño. El forro de algodón se pegaba como una segunda piel generando unos calores de la muerte y unos sudores infernales.
  2. El forro era tres tallas mayor. Al meter una pierna o brazo, la parte sobrante del forro se movía y terminaba saliendo al exterior. Esto no hay forma de evitarlo y en el peor de los casos, el forro se hacía un nudo y no había manera de sacar la pierna.
Otro punto débil de estas prendas en su origen, fueron las terminaciones en piernas y brazos:

"Los puños del infierno"

En su diseño original se usó una goma goma de material totalmente desconocido capaz de cortar la circulación en muñecas y tobillos. Este material se utiliza actualmente para hacer puenting. Como muchas personas quedaron mancas y cojas, decidieron añadir al diseño original cremalleras. El problema seguía siendo la desproporción entre forro y Táctel, de modo que era imposible bajar las cremalleras sin pillar el forro, por lo que todo el mundo iba con las cremalleras abiertas, convirtiéndose con el tiempo en una moda más.


Finalmente, me quiero despedir con unos consejos para el uso y disfrute del chándal de táctel:

Que no se debe hacer con un chándal de Táctel:
  1. Alterar el orden establecido a la hora de vestirse. Primero los calcetines y luego el pantalón. Si intenta meter el pie sin calcetines, quedará atrapado o en el peor de los casos, rajará todo el tejido con su mejillón.
  2. Nunca intente ponerse un chándal de Táctel recién salido de la ducha. En ese caso no hay marcha atrás, y la amputación por atrapamiento de forro es la única solución.
  3. No es una prenda de arreglar. Evite chaqueta o pantalón en una primera cita.
  4. No separe nunca las piernas más de 90 grados si no quiere quedarse con el culo al aire.
  5. Si utiliza camisa y pantalones de chándal, métase bien la camisa por el pantalón.
  6. Comprarlo a juego con tu pareja, y encima, ponértelos a la vez para pasar el día (sábados o, preferentemente, domingos). Esto debería estar penado por nuestro Código Penal.

Que si podemos hacer con un chándal de Táctel:
  1. Aparcar autos de choque.
  2. Recoger las fichas de los autos de choque. Esta precisa mas entrenamiento que la anterior a la hora de saltar de uno a otro en marcha para pedir las fichas.
  3. Sacar la basura o el perro.
  4. Ir a comprar el pan, solo si te sientes totalmente preparado.
  5. Si eres un abuelo, pasear. Siempre y cuando consigas una buena vara para apoyarte.
  6. Utilizar gorra, siempre y cuando sea de propaganda.



A TOPEEEE!!!

6 comentarios:

  1. http://www.youtube.com/watch?v=-EQYxBOQChw

    ResponderEliminar
  2. bravo por el blog, soy fan del tactel! la semana pasada fui al mercado y habia un puesto de chandales usados a 2euros la pieza, no lo pude resistir y m lleve 3!

    ResponderEliminar
  3. Ole, ole y ole!!! Mi mujer y yo nos hemos estado descojonando un largo rato con este post. Muy muy bueno. Anda que el que se ha comprado 3 usados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAAAAAAAAAAAAAAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA ME ENCANTA!!!!!!
      Que grandioso el post, sí señor!!!
      Lo peor no es comprarse 3 chándals de táctel a estas alturas lo peor es, a mi modo de ver, que se sigan vendiendo a día de hoy,POR DIOS !!!! De ahí, todo lo demás... ;))

      Eliminar
  4. Por favor, qué bueno. Qué recuerdos me ha traído. Se te ha olvidado comentar lo "delicadito" que era el táctel en cuanto a manchas. Cualquier lamparón, incluso agua, se quedaba y dejaba un rodalón del tamaño de Australia. La de veces que me he peleado con el forro. Muy bueno.

    ResponderEliminar
  5. A mi me gustaban los bañadores de tactel. Secaban rápidos no irritaban. Los utilizaba para hacer deporte en verano y así no llevar calzoncillos. No tengo ni idea de porque no se usan ya.. ah bueno... por que aguantan un huevo. Yo tenía en 4 colores: negro, verde, morado y azul y todavía me los pongo.. les he cambiado las gomas jejej

    ResponderEliminar

Compartir